divendres, 18 de maig de 2012

Reflexión sobre el deshollindor

Rebuscando en el oficio del deshollinador, hemos encontrado en una enciclopedia online la historia del deshollinador que nos resulta interesante comentar.

"Es durante la revolución industrial cuando se dará mayor crecimiento en el número de chimeneas en las poblaciones, permitiendo tal hecho que hubieran personas dedicadas específicamente a esta actividad cuando en siglos precedentes habría sido inviable, además se facilitará por la arquitectura de la época el acceso a los tejados de los edificios para que estos empleados puedan trabajar; para ejercer el oficio habitualmente se empleaba a niños, que por su menor tamaño y facilidad para escalar resultaban estar mejor adaptados para su cometido. Tradicionalmente ha sido una ocupación poco valorada y mal remunerada, lo que daría lugar a que fuera tenido el deshollinador por una figura entre burlesca y romántica."



Esta es la imagen de un pasado que no volverá. Progalva Ibérica ha realizado un cortometraje ya publicado en una entrada anterior en el cual se nota la evolución de este sector profesional.

Cada día más las empresas y los profesionales son conscientes de la modernización de este oficio y que están a su alcance maquinarias, herramientas y metodologías que les guían en la aplicación diaria de su trabajo, mejorando la eficacia, rendimiento y potenciando el ahorro energético. Serveis Integrals Tomás Moral y entre muchos otros que pertenecen a este grupo de profesionales comprometidos con las nuevas metodologías.

1 comentari:

  1. Efectivamente, el oficio del deshollinador años a tras podría parecer un oficio un tanto burlesco, pero hoy en día es un negocio muy rentable y respetuoso.

    ResponElimina